«Love Me Not», un “cuento cruel” realizado desde la perspectiva de género

Noticias

 El director barcelonés presenta su segundo largometraje de ficción y es, además, la única película española que compite en la sección oficial del Festival de Cine

 El cineasta realiza en esta película un singular acercamiento al personaje histórico y literario Salomé

Las Palmas de Gran Canaria, lunes 25 de marzo de 2019.- El director y productor barcelonés Lluís Miñarro presentó este lunes 25 de marzo su segundo largometraje de ficción, «Love Me Not» (España, 2019, 86 min.), título que competirá en la sección oficial del 19.º Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria. En «Love Me Not», la historia bíblica de Salomé se reedita y puede interpretarse como “un cuento cruel”, una “fantasía muy propia” que utiliza un lenguaje “poco ortodoxo” y que se ha realizado desde la perspectiva de género. Se trata, dijo, de un director cinematográfico que ha intentado teatralizar la situación porque este drama “lo contiene y ofrece”.

Escrita por el propio Miñarro junto al dramaturgo Sergi Belbel, el cineasta realiza en esta película un singular acercamiento al personaje histórico y literario de Salomé que surge como respuesta “a la brutalidad de Abu Ghraib en la Guerra de Irak”.

Salomé, explicó, es un mito muy querido sobre todo a comienzos del siglo XX “porque era como una especie de icono de cierta intelectualidad, tanto por Oscar Wilde como para otra mucha gente”. Pero para el director, siempre se ha interpretado este mito de una forma poco clásica y muy ortodoxa, quizás, supuso, “por el puritanismo de la época”.

Motivado por darle una segunda lectura a la danza de los siete velos, le interesó plasmarla desde otra perspectiva, en este caso de género, porque siempre sospechó de alguna forma que “alguien como Oscar Wilde pretendía comunicar otra cosa” pero por la moral de la época le fue imposible.

Un hecho tan trágico como pedir la cabeza de la persona que “no se deja amar o no puedes amar” podría ser más “una venganza masculina que femenina” porque “nunca una mujer va a solicitar algo tan cruel”, de ahí su interés desde la perspectiva de género.

Miñarro, que se mostró muy respetuoso con el cine “entre otras razones porque pensaba que no tenía nada que aportar”, expuso que ha sentido “la necesidad de hacer esta película porque todos tenemos un universo a explicar y, si tenemos la posibilidad, debemos expresar esas necesidades creativas”. “En el fondo todos tenemos nuestro propio universo y poder plasmarlo es algo que enriquece mucho y es una terapia a nivel personal”, recalcó.

El director, que competirá por la Lady Harimaguada de Oro de 2019, manifestó que para él, “realidad, sueño o ficción van unidos” y están presentes en las cuatro películas que ha hecho “porque la vida es una fantasía”. En el caso de «Love Me Not», la película se puede interpretar como “un cuento cruel”, una fantasía muy propia que utiliza un lenguaje poco ortodoxo, pero al fin y al cabo ese “es el cine que le gusta”.

Destacó de la película las propias imágenes, que puedan tener “el suficiente poder de comunicar por sí mismas” porque el cine en su origen, recordó, era luces y sombras, no palabras.

A la hora de plasmar la danza de Salomé, en ningún momento intentó que fuera la tradicional de los siete velos. “Es más bien un descuartizamiento corporal”, aclaró, “porque todo el cuerpo tiene belleza, no sólo el rostro”.

Dividida en dos partes, la película comienza en el año 2006 y sigue a un destacamento militar de Oriente Medio, mientras el resto ocurre en la actualidad, con “una segunda parte más melodramática y teatral”.

Cuenta con un reparto encabezado por Ingrid García-Jonsson, Francesc Orella, Lola Dueñas, Luis Alberti, Fausto Alzati y Oliver Laxe.

El cineasta, Lady Harimaguada de Honor en 2011, estuvo acompañado en la rueda de prensa de las actrices Ingrid García-Jonsson y Lola Dueñas que resaltaron “el universo en la vida” de Lluís Miñarro que luego “es capaz de plasmar en su cine”.

La trayectoria como productor de Luis Miñarro destaca por trabajos dirigidos por autores de primer nivel, como el portugués Manoel de Oliveira o el tailandés Apichatpong Weerasethakul. Entre los españoles se cuentan algunos de los títulos más interesantes de las últimas décadas: Cosas que nunca te dije (Isabel Coixet, España, 1996), Las manos vacías (Marc Recha, España, 2003), En la ciudad de Sylvia (José Luis Guerín, España, 2007), El cant dels ocells (Albert Serra, España, 2008), Singularidades de una chica rubia (Manoel de Oliveira, España, 2009), Finisterrae (Sergio Caballero Lecha, 2010) y Medianeras (Gustavo Taretto, 2011), entre otras.

Share this Post