Con su doble oferta de largos y cortos, la vitalidad y diversidad de la producción isleña tendrá también y como siempre su sitio en una sección competitiva cuya dimensión local hace tiempo que apunta a lo global. Una visión atenta descubrirá los vasos comunicantes que conectan muchos de estos títulos con el otro cine nacional, el cultivado en los festivales y los museos durante la década “post-Dgenerada”. En disputa, los 4.500 EU de los Premios Richard Leacock.


Compartir